Dar y recibir: por qué ayudar a los demás conduce al éxito

En la vida permanentemente estamos compitiendo, compitiendo por puestos de trabajo, por vender más que el negocio de enfrente, por ser mejor evaluado. Ese espíritu competitivo en ocasiones nos hace creer que para ganar debemos humillar a alguien más y pasar por encima de otras personas. De la misma manera, a veces sin darnos cuenta, enseñamos a los niños que es necesario competir y ganar de esta forma para alcanzar el éxito.

En el libro “Dar y recibir”, Adam Grant desarrolla un convincente argumento para lo contrario. Es posible ganar siendo generoso, ganar ayudando a otros a ganar también. Colaborar con otros tiene recompensa y esto apunta directamente al núcleo de la fortaleza Soy Constructivo.

Su extensa investigación contradice muchos de los mitos que existen acerca del éxito: “De acuerdo con la sabiduría popular, las personas altamente exitosas tienen tres cosas en común: motivación, habilidad y oportunidad. Si queremos triunfar, necesitamos una combinación de trabajo duro, talento y suerte. Pero hay un cuarto ingrediente, uno que es crítico y a veces ignorado: el éxito depende fuertemente de la forma como nos relacionamos con otras personas. Cada vez que interactuamos con alguien, tenemos una elección que hacer: intentar conseguir la máxima ganancia posible para nosotros mismos o contribuir a que el otro gane sin preocuparnos por lo que recibimos. Es decir, elegir entre ser receptores o ser donantes.”

Descarga el libro en PDF aquí u obtén tu copia impresa en el enlace de Amazon pinchando la imagen a continuación.