Kintsugi o Kintsukuroi: el arte de la resiliencia

El Kintsugi o Kintsukuroi es una técnica de origen japonés para arreglar las fracturas en objetos de cerámica cerámica aplicando barniz de resina mezclado con polvo de oro, plata o platino. Forma parte de una filosofía que plantea que las roturas y reparaciones forman parte de la historia de un objeto, y que deben mostrarse en lugar de ocultarse, embelleciendo el objeto y poniendo de manifiesto su transformación e historia.

La historia del kintsugi (en japonés carpintería de oro) se remonta a finales del siglo XV cuando un noble japonés, Ashikaga Yoshimasa, envió a China dos de sus tazones de té favoritos para ser reparados. Los tazones volvieron reparados pero con unas feas grapas de metal, que los volvían toscos y desagradables a la vista. El resultado no le gustó, así que buscó artesanos japoneses para que lo repararan, dando así con el kintsugi.​

La técnica fue tan apreciada, que algunos llegaron al punto de ser acusados de romper cerámica para luego repararlas con dicho método, sobre la base de que la complejidad de la reparación transforma estéticamente la pieza reparada, dándole así un nuevo valor que realza su historia y su aparente “imperfección”. De esa manera se da el caso de que antiguas piezas reparadas mediante este método sean aún más valoradas que piezas que nunca se rompieron, porque toman un carácter único e irrepetible.​

Lo interesante de esta técnica es que efectivamente tiene una conexión muy poderosa con la resiliencia y con el arte de reconstruirnos a nosotros mismos luego de una caída. El objeto reparado se transforma en una metáfora de la vida misma, donde todos hemos debido superar obstáculos y momentos difíciles, pero no intentamos ocultar ese proceso sino que le damos valor en cuanto a que ha formado parte de nuestro aprendizaje y crecimiento.

Celine Santini, autora francesa, se inspiró en esta técnica de reparación a raíz de un momento difícil en su vida y escribió: “Kintsugi: el arte de la resiliencia”, libro que compara cada una de las fases o etapas de reparación de la cerámica con el proceso mental que implica recobrarse después de un fracaso. Con ejercicios y consejos prácticos, el libro nos acompaña para que podamos ver y valorar nuestros propios procesos de crecimiento, tomando consciencia del afán de superación que todos tenemos y que podemos practicar.

En el video a continuación, podrán apreciar una reseña del libro que Santini comenta en una charla TED. No obstante, les recomendamos leer el libro completo, que pueden encontrarlo en su versión impresa en librerias o en el portal Buscalibre; o en su versión digital a través de Amazon.