Una historia Cherokee sobre toma de decisiones

El siguiente artículo de opinión, profundiza acerca de una parábola del pueblo Cherokee, grupo indígena de Norteamérica que habitaban en el sudeste de los Estados Unidos cuando los europeos contactaron con ellos en el siglo XVI.

En un mundo que muchas veces nos hace vivir en un ritmo acelerado, es común que experimentamos una sensación de descontrol de nuestras propias emociones, de las situaciones que se nos presentan y de las reacciones que tenemos a las mismas. Sin embargo, en Astoreca creemos profundamente que las personas no estamos determinadas por nuestras circunstancias, sino que tenemos la libertad para elegir nuestras actitudes y conductas frente a ellas. De esto nos habla esta hermosa parábola, de las decisiones que tomamos día a día en consonancia con quién queremos ser en el mundo y cómo queremos presentarnos hacia los demás.

Como plantea la autora de este artículo: “La verdadera felicidad duradera proviene de tomar una decisión activa para ser feliz, en lugar de depender de cosas externas para hacerte feliz”, si somos responsables con nosotros mismos, tomaremos mejores decisiones que nos acerquen a ser más felices y a desarrollar nuestro potencial.

FORTALEZAS DEL CARÁCTER